LA LEUCOCITOSIS

La leucocitosis es el fenómeno representado por el aumento de leucocitos, es decir por el aumento de los glóbulos blancos de la sangre, para poder afirmar que se tiene leucocitosis la cifra de dichos glóbulos blancos ha de ser superior a los 10.000 por mm³. De manera general se dice que esto ocurre debido a la presencia de una infección en el organismo, sobre todo de tipo viral, pero tiene que estar acompañada de más síntomas como la fiebre. En otros casos la causa se debe a una proliferación de la medula ósea que crea leucocitos anormales, al crear más de la cuenta.
La leucocitosis expresa la tasa de células blancas o leucocitos en la sangre. La leucocitosis es el aumento de la tasa normal de leucocitos. Puede ser debido a la presencia de una infección en el cuerpo porque los leucocitos desempeñan un papel primordial en el sistema inmunológico de los seres humanos. Puede ser caracterizado por un aumento en el número de neutrófilos, eosinófilos, basófilos o el número de linfocitos o monocitos. La leucocitosis, en definitiva está mostrando la presencia de una enfermedad y se puede distinguir de la siguiente manera:
• Neutrofilia: Se trata de un un aumento anormal en el número de neutrófilos.
• Eosinofilia: Se trata de un aumento anormal en el número de eosinófilos.
• Linfocitosis: Se trata de aumento anormal en el número de linfocitos.
• Leucocitosis basófila: Se trata de un aumento anormal en el número de basófilos.
Aquí cabe señalar que dependerá de cuál de los componentes de los leucocitos es el que se encuentra con mayor presencia, lo que ayuda a conocer la causa y el posible origen. Los neutrófilos son los leucocitos que se encuentran en mayor cantidad, es por esto que son los más significativos. Estos se encargan de absorber y digerir los elementos ajenos al organismo -como bacterias, cuerpos extraños, etc.-, una alta presencia de neutrófilos indica una actividad intensa en contra de alguna infección de tipo bacteriano. Por otra parte, los eosinófilos se elevan debido a algunas enfermedades originadas por una reacción de la histamina, es decir por alguna alergia, o bien por algunas infecciones generadas por parásitos. Esto ocurre de manera similar con los basófilos. Finalmente si lo que aparece más alto son los monocitos, puede tratarse de un cuadro de infección viral o bien infección bacteriana de tipo crónico.
La distribución mencionada anteriormente con respecto a la leucocitosis es muy importante ya que ayuda a orientar un diagnóstico en cuanto a su origen, y con base en esos resultados se optan por un rápido y temprano tratamiento.
Las principales causas de la leucocitosis pueden deberse a situaciones normales, como algo de tipo fisiológico entre los que se incluyen los esfuerzos que el cuerpo hace luego de tomar una medicina como cortisona, después de mucho estrés, o bien, en el caso de las mujeres, durante el embarazo y después del parto.
Sin embargo, la leucocitosis se considera anormal o patológica cuando se presenta en el caso de inflamación o infecciones bacterianas (que es la mayor parte) o bien en el caso de la leucemia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>